domingo, 10 de marzo de 2013

Sierra de Fontanars dels Alforins

 Fecha: Sábado 9 de Marzo del 2013
 
 Estepequeros participantes: el Presi, el Remu, Basseta y el Cronista.

  Meteorología: Aemet marcaba para toda la mañana una pequeña probabilidad de lluvia, un 5%; pues bien ese 5%, nos ha caído a nosotros durante la primera parte de la ruta, hasta poco antes del almuerzo. Salvo el Remu, los demás nos hemos librado de la fina lluvia; unos con paraguas y el otro, yo, con chubasquero made in Decathlon. El resto de la jornada, sin novedades, sol y nubes y aire fresquito. Ideal para caminar.

  Incidencias: Destacar un par de hechos. El Presi va superando sus fobias a las alturas, de lo que nos alegramos todos y ¡hemos descubierto una nueva fuente¡ La fuente estaba, pero lo que no estaba era bautizada. Finalmente hemos decidido darle nombre, La Font de Basseta, en honor a nuestro ilustre estepequero.

  Características generales de la ruta:

 Dificultad media, en parte por la distancia recorrida, unos 14km. y en parte, por las constantes subidas y bajadas del trayecto. Hemos transitado siempre por una altura considerable, que va de los 750 m., la cota más baja y los 1006 m. en su parte más alta.

 Iniciamos el recorrido en el Refugio de Rita, donde aparcamos el coche del Presi. A punto de empezar notamos las primeras gotas de lluvia, como he comentado antes. Vamos con buen ritmo pues esta primera parte es muy llevadera. Vamos comentando las incidencias videográficas de lo acontecido en Ibi esta semana y otros temas de interés de carácter casi siempre económico-político (es que tenemos a un ex en la Penya y eso se nota). En la segunda parte las conversaciones serán más variadas, destacando las lecciones de latín con las que hoy nos ha deleitado el amigo Basseta.

 Llegamos al Refugio de Castelló sobre las 10 y media, donde almorzamos; esta vez de manera más comedida que en otras ocasiones pues hoy tenemos cita, como siempre que venimos por aquí, en el Rte. Julio en Fontanars dels Alforins, donde nos esperarán las mujeres. No ha faltado ni el vino ni el café. El Presi se estaba reservando y no ha almorzado mucho, pero es de destacar que no ha parado quieto un segundo, mientras nosotros sí lo hacíamos. ¡Qué coño se había tomado en casa!

 Salimos del refugio sobre las 11 y poco en busca de nuevas rutas o como decía el Presi, “a la aventura”. Y así ha sido, hemos cogido una nueva senda muy bonita, en descenso y pasando por zonas próximas a grandes alturas, de ahí la valentía del Presi), nos ha acercado a la Casa de Gamellons, una masía muy majestuosa y que al parecer era punto de encuentro de los ontinientinos los días de “mona”.

 De aquí partimos por una nueva senda desconocida para todos, así mismo muy agradable de transitar, en puntos muy estrecha por el efecto de la gran cantidad de plantas que rodean la senda, dando la sensación de que vamos por bosques que no son los típicos de por aquí. En definitiva una zona preciosa, conforme estaba el campo, tras las lluvias de esta semana pasada.

 Vamos en dirección a la Font de la Duenya, pero antes pasaremos a inaugurar la nueva Font de la Basseta. Allí nos hacemos las fotos pertinentes, quedando Basseta, maravillado con la mencionada fuente.

 De esta fuente salimos a buscar la otra; estas sendas de ahora ya las conocemos del año pasado y poco a poco, sin mucha dificultad llegamos a nuestro objetivo, la Font de la Duenya, que Basseta tampoco conocía y que también le impresiona, como a mí el año pasado. Nuevas fotos y salida en dirección al coche, que se nos hace tarde y las mujeres nos esperan.

 Transitamos por lo que es a modo de un pequeño cauce de río, en el que hay muchos tramos con agua, lo que nos dificulta el paso, al intentar evitar no meter el pie en el agua, pues hay tramos en los que el nivel de ésta es importante. Finalizado dicho cauce, llegamos al tramo de despedida, por el que suspiraba nuestro buen amigo el Remu, su “Tourmalet” particular. Apenas diez minutos de ascenso duro, por ser el final de la ruta, pero llevadero, porque se nota que estamos en forma los Estepequeros.

 De vuelta en el coche, nos ponemos guapos, con colonia incluso y nos preparamos para ir a comer al restaurante. Una vez allí comeremos opíparamente y algunos, el plato característico de esta ruta: dos huevos fritos, patatas fritas, pimientos fritos, sardina salaeta y aceite, mucho aceite. En resumen un gran menú.

 Por último en el horno que hay abierto, compramos el típico Panquemao, (inmenso) y algo más. Volvemos a casa ligeramente “tocados”, por la ruta y sobre todo por la comida. Nos espera el sofá.

  Próxima salida: Quedamos a las 8h.a.m. en la Avenida dels Geladors, donde la tienda de fotografía de Enrique Fuster, y con el coche de Monchi, subiremos a Villalobos, para iniciar la ruta con destino a la Penya Migjorn.

3 comentarios:

José Vte. Verdú Gisbert dijo...

Ya me resultaba raro a mí que hubiese una fuente en aquel paraje que no tuviese nombre. Como he dicho en otro comentario, se llama "Fuente de la Simeta".

También he averiguado que "alforins" significa "pequeño depósito de grano" (yo estaba equivocado).

Y otra curiosidad: aquella terraza enladrillada pegada a la casa "Gamellons" era para secar las piñas de los pinos y sacar los piñones.

El presi diu dijo...

Estas equivocado,se llama "fuente de la basseta" y punto (el presi no esta equibocado)

José Vte. Verdú Gisbert dijo...

¡A la orden de Vuecencia!